Remodelar tu casa puede ser sencillo o complejo, caro o barato, rápido o lento. Saber elegir la pintura, el estilo de muebles, el tipo de piso y la luz en función del espacio, puede ocasionar un desfalco, complicaciones y retrasos si no se cuenta con el apoyo de un asesor o especialista de interiorismo.

La cultura de la autoconstrucción en México

Esta ha contribuido a dicha pérdida de recursos cuando las personas que deciden cambiar la imagen del interior de su casa lo realizan por su cuenta. Corren mayor riesgo de gastar más de lo que tenían contemplado al no haber recurrido a un experto.

Hay muchas razones para hacer una remodelación: las familias cambian, las parejas tienen hijos, los hijos se independizan, los abuelos van a vivir a su casa entre otras o simplemente te has aventurado a tu propio departamento de solter@ y el sitio realmente necesita un nuevo aire.

Si tu caso es que la familia ha “crecido o cambiado” es evidente que sus necesidades han aumentado o necesitan una restructuración de espacios; habilitar una oficina para trabajar desde casa, una sala para que los niños estudien y/o jueguen, tal vez un gimnasio; o por qué no simplemente modernizar el departamento porque tiene un aspecto muy anticuado.  

El objetivo primordial de tener un espacio propio es sentirse cómodo. Acomodarlo y darle un toque personal y funcional es la labor que demanda una inversión de tiempo y dinero, no se trata exactamente de ser obsesivo con el orden, es sólo una cuestión de armonía y amplitud.

La mayoría de las personas no suelen considerar la remodelación o decoración de su casa como una necesidad primaria, por lo que la decoración y todo lo que tenga que ver con remodelación pasa a segundo plano. Sin embargo, ¿no es igualmente fundamental sentirte bien dentro de casa? El problema es no querer ver al interiorismo como una inversión en estabilidad e incluso de salud.

Hablando en términos económicos, la remodelación es una inversión que revaloriza la vivienda y a largo plazo, es una prevención para futuras reparaciones que pueden resultar mucho más costosas.

La renovación también tiene un impacto positivo en las personas, el cambio de aspecto de la casa logra un aire renovado y diferente, esto se puede lograr cambiando colores, los pisos, la elección y distribución de los muebles adecuada. Todos estos elementos aportan comodidad y armonía que a su vez transmiten energía positiva a todos los miembros de la familia.

Contratar a un diseñador de interiores que tenga la certeza y vacación de ayudarte, puede ser la opción que buscas para hacer modificaciones en tu hogar para sacar el máximo provecho del material y dinero. Los buenos interioristas, según la experiencia de algunas personas, se comprometen con su vocación; ofrecen herramientas y alternativas que solucionen problemas reales.

Son vanguardistas y siempre están en constante aprendizaje. Se interesan en satisface los gustos y necesidades del cliente por encima de sus preferencias.

Finalmente, si vas a decorar tu casa, pero aún no estás convencido, piensa en lo que significa para ti contar con un espacio óptimo para realizar tus actividades y cómo esta renovación de la casa es una forma de revitalizarte a ti mismo.

silla de madera vera
¡BIENVENIDO!

¡BIENVENIDO!

Inscríbete a nuestro newsletter para ver todas nuestras novedades y recibir ofertas de nuestros productos.

¡Muchas gracias por tu subscripción!